My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

New Parent: Father


Para muchos hombres no hay nada en la vida igual a la emoción de ser padre. El padre es tan importante para el desarrollo del bebé como la madre. Los niños con padres que participan activamente en su vida tienen más confianza y un mejor desempeño en la escuela. El cuidado del bebé es una experiencia nueva tanto para la madre como el padre.

Es normal no saber qué hacer con el bebé. Esto puede causar una sensación de abrumo y frustración para ambos padres. Observe, pregunte y descubra lo que funciona mejor para su situación. Si su bebé parece preferir a su madre, no se ofenda. Las madres en general alimentan al bebé con más frecuencia que los padres. Eventualmente, las cosas se van a emparejar.

Demuéstrele al bebé su amor y afecto sosteniéndolo, abrazándolo, jugando y ayudando a cambiar sus pañales. De esa manera, el bebé se sentirá seguro. Los bebés aprenden sobre el mundo por medio de sus sentidos. En un bebé, el sentido del tacto es probablemente el más desarrollado de los sentidos. Si sostiene a su bebé firme pero suavemente, ayudará a que se sienta seguro. Es posible que esté preocupado por la fragilidad de su bebé, o tenga miedo de que se caiga. Pero no deje que sus temores le impidan gozar de su hijo. El contacto cercano con su bebé le permitirá conocerlo y confiar en usted.

He aquí algunas ideas que pueden ser útiles para los padres de un bebé recién nacido:

  • Si el bebé está amamantando, en la medida de lo posible acérqueselo a la madre cuando haya que alimentarlo. Cámbiele el pañal al bebé, ya sea antes o después de alimentarlo. Llévele a la madre una bebida fría o alguna otra cosa que pueda necesitar. Ella necesita su respaldo y lo apreciará.
  • Si el bebé se alimenta con biberón, comparta la tarea de alimentarlo. Si sostiene, habla y hace contacto visual con su bebé, aumentará el vínculo que los une.
  • Prepárese para sentirse desplazado, ya que su compañera dedicará la mayor parte de su energía y atención al bebé. Esto no significa un rechazo, y no durará para siempre. Las madres recientes con frecuencia tienen vaivenes emocionales debido a los cambios hormonales, la falta de sueño y el estrés. Esto irá mejorando con el tiempo. Asegúrele que está haciendo una buena tarea y esté dispuesto a escuchar sus sentimientos. Reconozca que se van a producir cambios en su hogar y en su vida. Hágase cargo de algunas tareas del hogar que antes no hacía, para que la madre del bebé pueda dedicar más tiempo al cuidado del bebé y a sí misma. Trate de conseguir la ayuda de otras personas y sepa cuándo dejar pasar ciertas cosas que antes no toleraba.
  • Recuerde que siguen siendo una pareja. Eventualmente, trate de pasar un poco de tiempo con su pareja, sin el bebé. Consiga una niñera o deje al bebé con un amigo cercano o pariente, y salga con su compañera. Comprenda que es normal que el deseo sexual de una madre sea bajo en las primeras semanas o a veces meses de haber llegado el bebé. Sea comprensivo y paciente. Es posible que tenga que hacer un esfuerzo más consciente para conseguir intimidad, ya que las cosas no ocurrirán tan espontáneamente como antes. Háganse tiempo para estar juntos y la vida sexual debería volver a la normalidad.
  • Si puede, tómese una licencia por paternidad. Recuerde que hay algunas cosas en su trabajo que no pueden esperar, pero su hijo es recién nacido una sola vez. Tómese aunque sea algunos días para que su nueva familia esté junta. Sería bueno que lo hiciera apenas la madre y el bebé vuelven a la casa del hospital. Compruebe que haya suficientes provisiones (comida, pañales y otras necesidades del bebé) en la casa por varios días para que usted y la madre del bebé se puedan concentrar en la familia sin interrupciones.
  • Es importante seguir haciendo ejercicios físicos para conservar su nivel de energía. Es bueno que, como padre nuevo, llame a sus amigos y familiares para que lo respalden. También es útil compartir sus experiencias con otros padres de bebés recién nacidos que puedan estar pasando por momentos similares. Cuídese a sí mismo. Aunque el bebé sea ahora su prioridad, es importante que se tome tiempo para hacer las cosas que goza. Es posible que tenga que abreviar el tiempo que pasa fuera de su casa, pero ser un padre y compañero responsable no quiere decir que tiene que abandonar las cosas propias de su identidad. Un hombre feliz y satisfecho en general es mejor padre.

Si se siente frustrado, enojado o no puede cuidarse a sí mismo o a la madre del bebé, hable con un pariente de confianza, un padre experimentado, un consejero o su profesional médico para que lo ayuden. Si se siente tan frustrado que tiene ganas de sacudir o golpear al bebé, pare y tómese un descanso para calmarse. Es importante que hable con alguien sobre sus sentimientos.

Es normal sentir el esfuerzo de sus nuevas responsabilidades como padre. No obstante, puede ser una de las experiencias más reconfortantes y agradables de su vida.


Desarrollado por RelayHealth.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2009-07-29
Last reviewed: 2009-04-28

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital