My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Ear Injury


¿Qué son las lesiones de la oreja?

Las lesiones de la oreja son causadas en general por golpes y raspaduras. Si hay hinchazón muy acentuada de la oreja, indica la presencia de un coágulo de sangre que podría alterar permanentemente la forma de la oreja si el problema no es tratado por un médico.

Casi siempre el sangrado proveniente del conducto auditivo (el conducto que lleva los sonidos hasta el tímpano) es debido a un rasguño en el revestimiento, causado por una uña, un hisopillo de algodón o el otoscopio del médico. Estos rasguños sólo producen algunas gotas de sangre y luego sanan. Los objetos largos y puntiagudos (por ejemplo, un palo o varilla) presentan el peligro de que pueden perforar el tímpano.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

Si su hijo tiene cortadas o raspaduras en la superficie de la oreja:

  1. Lávese las manos.
  2. Luego lave muy bien la herida con agua y jabón durante 5 minutos.
  3. Enjuague bien la herida.
  4. Para detener el sangrado, aplique presión durante 10 minutos con una gasa estéril.
  5. Deje la zona expuesta al aire.

No use alcohol ni Merthiolate en las heridas abiertas. Estas substancias producen ardor y dañan los tejidos normales. Déle acetaminofeno o ibuprofeno para el dolor.

¿Cuándo debo llamar al profesional médico de mi hijo?

Llame inmediatamente si:

  • La piel está abierta y puede requerir sutura.
  • El oído está muy hinchado.
  • Un objeto puntiagudo fue insertado en el conducto auditivo.
  • Hay drenaje de fluido del oído.
  • Su hijo parece estar muy enfermo.

Llame durante horas de oficina si:

  • La lesión produjo dolor de oído.
  • El niño oye menos de ese lado.
  • Usted tiene otras preguntas o inquietudes.

Escrito por B.D. Schmitt, MD, autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2007-04-30
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital