My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Tooth Decay Prevention


¿Qué son las caries?

Las caries se producen cuando se destruye el esmalte de un diente. Pueden causar dolor de dientes, pérdida de dientes, mala oclusión (morder mal) y costosas visitas al dentista. Afortunadamente, las técnicas dentales modernas pueden prevenir el 80% al 90% de las caries.

¿Cómo puedo prevenir las caries en mi hijo?

A continuación se dan algunos consejos para criar a niños sin caries.

Flúor

El flúor contribuye a producir un esmalte fuerte y resistente a las caries, y reduce las caries en un 70%. Los niños necesitan flúor desde los 6 meses a los 16 años de edad. A los 16 años ya se completó la formación de esmalte en los terceros molares. La mejor protección contra las caries es consumir agua fluorada (de 0.7 a 1.2 partes por millón) o tomar un suplemento de flúor.

Para absorber la cantidad suficiente de flúor del agua potable, un niño tiene que tomar por lo menos 1 pinta (medio litro) de agua fluorada por día. Cuando llega a la edad escolar, el niño debería tomar preferentemente 1 cuarto de galón (1 litro) de agua fluorada por día. El flúor es un elemento seguro. Más de la mitad de los estadounidenses toman agua fluorada. Se ha venido agregando flúor al agua potable desde hace más de 50 años.

Si el agua potable del lugar donde usted vive no tiene flúor, o si está amamantando, consulte con su profesional médico durante su próxima visita sobre el uso de gotas o tabletas de flúor que se pueden comprar bajo receta. La dosis necesaria de flúor es la siguiente:

  • 0.25 mg por día para niños de hasta 3 años de edad
  • 0.5 mg por día para niños entre 3 y 6 años de edad
  • 1.0 mg para niños mayores de 6 años de edad.

Si se combina flúor con leche se reduce su absorción en un 70%. Por esta razón debe darle flúor a su hijo cuando tenga el estómago vacío.

El agua en botellas en general no contiene suficiente cantidad de flúor. Consulte con el productor para obtener información. Si su hijo toma agua en botellas, y ésta contiene 0.6 partes por millón de flúor o menos, consulte con su profesional médico para ver si debe tomar suplementos de flúor.

Uno de los problemas del uso de flúor es la aparición de manchas o vetas blancas en la dentadura (llamada fluorosis). Esto puede ocurrir cuando un niño consume 2 mg o más de flúor por día. Es posible que los niños consuman demasiado flúor si toman suplementos y el agua potable ya tiene flúor. En ocasiones también pueden absorber demasiado flúor porque comen la pasta de dientes. Una raya de pasta de dientes contiene aproximadamente 1 mg de flúor. Por lo tanto, las personas de cualquier edad deberían usar sólo una gota de pasta de dientes del tamaño de un chícharo. Si se toma esta precaución y se le indica al niño que no se trague la pasta, se prevendrá la fluorosis.

Cómo cepillarse los dientes y usar hilo dental

Uno se cepilla los dientes para eliminar la placa de la dentadura. Placa es la película invisible que se forma en la superficie de los dientes. Las bacterias de la boca que están en la placa convierten el azúcar en ácido, que a su vez va comiendo el esmalte de los dientes.

Hay que empezar a cepillarles los dientes a los niños antes de que cumplan un año. Ayúdele a cepillárselos por lo menos hasta que cumplan 6 años de edad. La mayoría de los niños no tienen suficiente coordinación o fuerza para cepillarse los dientes de forma adecuada antes de esa edad. Si su hijo se resiste a cepillarse los dientes, pídale que le cepille los dientes a usted antes cepillarle los suyos.

Trate de cepillarle los dientes después de cada comida, pero particularmente después de la última comida o bocadillo del día. Para evitar que las bacterias de la boca conviertan en ácido la comida atascada entre los dientes, cepíllele los dientes a los 5 ó 10 minutos después de haber comido. Si su hijo está en una situación en la que no se puede cepillar los dientes, enséñele a enjuagarse la boca con agua después de comer.

Cepille las muelas (dientes traseros) con cuidado. Las caries comienzan en general en los huecos y grietas de las muelas. El hilo dental es muy útil para limpiarse el área que está entre los dientes, donde el cepillo no puede llegar. Debería empezar a usar el hilo dental cuando las muelas del niño se empiezan a tocar entre sí. En los primeros años, la mayoría de los dientes están separados por espacios libres.

Es beneficioso usar pasta dentífrica con flúor para todas las personas a partir de 1 año de edad. Los niños y adultos tienen tendencia a usar demasiada pasta dentífrica. Sólo se necesita una gota del tamaño de un chícharo pequeño.

Alimentación

Desde el punto de vista dental, una alimentación saludable es aquélla en que la concentración de azúcar en la boca es baja. Las peores comidas son las que tienen azúcar y se pegan en los dientes.

Si su hijo es bebé, prevenga las caries evitando que se duerma con un biberón de leche o de jugo. Después de que aparezca el primer diente, llénele el biberón con agua si necesita tenerlo para poder dormirse. Es mejor acostar al niño en su cama después que haya terminado su biberón.

Evite que su hijo lleve consigo un biberón o vasito durante las horas en que está despierto. Los niños pequeños que toman leche, jugos o líquidos azucarados para consolarse tienen tendencia a sufrir de caries dentales severas.

Trate de que su hijo no coma golosinas duras o pegajosas (por ejemplo, caramelos o pasas de uva). Cuando un niño come estas comidas, sus dientes quedan en contacto con el azúcar por mucho tiempo. Como nadie puede mantener a un niño alejado de las golosinas por completo, trate de enseñarle que se cepille los dientes después de comerlas. Trate de que no coma bocadillos con frecuencia ofrézcale comidas con azúcar solamente con las comidas.

Selladores dentales

El último descubrimiento técnico en la investigación dental es el sellado de los huecos o fisuras de las superficies molares que sirven para masticar. El flúor no sirve mucho para prevenir las caries sobre estas superficies. Se puede aplicar un sellador plástico en las superficies de las muelas permanentes cuando el niño tiene alrededor de 6 años. Este sello puede protegerlo contra las caries por 10 ó 20 años sin necesidad de volverlo a aplicar. Consulte con su dentista sobre las últimas recomendaciones en la materia.

Visitas al dentista

La Asociación Dental Norteamericana recomienda efectuar exámenes dentales a partir de los 1 año (o antes si se tienen síntomas o los dientes no parecen normales). Los dentistas pueden aplicar un barniz de flúor a los dientes recién salidos en la visita de 1 año.


Escrito por el Dr. B.D. Schmitt, autor de "Your Child's Health," Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2010-07-30
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital