My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Time-Out: When It Doesn't Seem To Be Working


Algunos padres se desalientan al usar el sistema de tiempo a solas con sus hijos. Apenas se acaba el periodo de tiempo que están a solas, vuelven a comportarse mal, igual que antes. Otros niños parecen mejorar por un tiempo pero al día siguiente vuelven a repetir la conducta que el padre está tratando de evitar. Algunos niños se niegan a que los manden a pasar tiempo a solas, o no se quedan allí. Ninguno de estos ejemplos significa que se debe abandonar esta práctica. Sigue siendo la mejor técnica disciplinaria para niños entre 2 y 5 años de edad. Si usted usa el tiempo a solas en forma repetida, consistente y correcta, su niño eventualmente va a mejorar. Las siguientes recomendaciones le ayudarán a refinar sus técnicas para poner en práctica el tiempo a solas:

  1. Bríndele a su hijo más afecto físico todos los días. Por cada periodo de tiempo a solas, dé a su hijo dos estímulos positivos todos los días. Un estímulo positivo es una interacción humana cercana, breve y alentadora. Trate de reconstruir el lado positivo de la relación con su hijo. Sorpréndalo cuando se porta bien. Cuando no esté pasando tiempo a solas ni esté portándose mal, trate de alzarlo por 1 ó 2 minutos cada 15 minutos. Juegue más con él. El niño que no se siente atendido o que se siente criticado demasiado no quiere complacer a sus padres.
  2. Cada vez que su niño muestre la conducta que usted está tratando de cambiar (conducta a cambiar), use el tiempo a solas. Uselo con más frecuencia. Si se trata de un niño desafiante, es posible que durante los primeros 2 ó 3 días tenga que usar el tiempo a solas 20 veces o más para llamarle la atención. El tiempo a solas breve no es dañino y lo puede usar tantas veces como quiera, siempre y cuando lo compense con interacciones positivas.
  3. Haga que el niño pase tiempo a solas. No lo amenace simplemente con que lo va a hacer. Si la conducta es agresiva, haga que su hijo pase tiempo a solas sin advertencia previa. Mejor aún, si puede, intercepte a su hijo cuando vea que levanta la mano o cierra su puño, antes de que pueda hacer llorar a otros. Para otras conductas no agresivas, recuérdele a su hijo cuáles son las reglas, cuente hasta tres, y si no para inmediatamente use el tiempo a solas.
  4. Use el tiempo a solas más pronto. Uselo antes de que la conducta empeore. Es más probable que su hijo lo acepte con más calma si lo hace más pronto que si se espera hasta que haga un berrinche. Además, si usa el tiempo a solas más pronto podrá controlar mejor sus propias emociones. Trate de hacerlo antes de enojarse. Si usted sigue gritando mientras lo manda a pasar tiempo a solas, no va a dar resultado.
  5. Hágalo rápido. No hable primero. Cuando su hijo rompa una regla, mándelo a pasar tiempo a solas en menos de 10 segundos.
  6. No hable con su hijo cuando esté en tiempo a solas. No responda a sus preguntas o quejas. No trate de darle un sermón.
  7. No preste atención a los berrinches del niño cuando esté en tiempo a solas. No insista en que el niño mantenga silencio mientras esté a solas, porque le será más difícil ponerle fin al periodo de tiempo.
  8. Si el niño se escapa, vuélvalo a ponerlo en su lugar. Tenga un plan por si necesita medidas de disciplina adicionales por ejemplo, físicamente mantener al niño sentado en una silla durante el tiempo a solas o, si se trata de un niño mayor, prohibirle salir de la casa.
  9. Aumente el periodo de tiempo a solas. Si su hijo tiene más de 3 años de edad y hay que mandarlo a tiempo a solas más de 10 veces por día, es posible que tenga que prolongar el tiempo que pasa a solas para llamarle la atención. Un niño en edad preescolar con temperamento fuerte puede tener que pasar tiempo a solas durante 2 ó 3 minutos por cada año de edad que tenga. Los niños menores de 3 años deberán estar en tiempo a solas por periodos breves solamente (1 minuto por año de edad), porque es difícil para ellos quedarse a solas por más tiempo.
  10. Elija el lugar más aburrido para el tiempo a solas. Si a su hijo no parece afectarle el tiempo a solas, elimine las fuentes de diversión. Ponga la silla donde se sienta a solas en un lugar más aburrido. Si usa el cuarto de su hijo, cierre las persianas o las cortinas. No deje que lo visiten sus hermanos o animales domésticos. Saque temporalmente todos los juguetes y juegos del cuarto, y guárdelos en otro lugar.
  11. Use un reloj con cronómetro y alarma para estar al tanto del tiempo que pasa a solas. Es más probable que su hijo obedezca al reloj que a usted.
  12. Sea más afectuoso cuando mande a su hijo a pasar tiempo a solas. De esta manera su hijo no estará tan enojado. Dígale que lo siente, pero que él tiene que pasar tiempo a solas, y sea firme. Trate de manejar a su hijo en forma tierna cuando lo lleve al sitio donde va a tener que estar a solas.
  13. Elogie a su hijo por haberse portado bien durante su tiempo a solas. Perdónelo por completo cuando termine el periodo de tiempo. No le dé sermones ni le ordene que pida perdón. Déle la oportunidad de empezar totalmente de nuevo y no le cuente a su padre o demás familiares cuántas veces tuvo que usar el tiempo a solas ese día.
  14. No castigue a su hijo por una expresión normal de enojo, como mostrarse enojado o decir cosas con enojo. No trate de controlar demasiado a su hijo.
  15. Déle a su hijo opciones distintas sobre cómo tomar su tiempo a solas. Dígale, "¿Quieres ir por tu cuenta a pasar tiempo a solas o quieres que yo te tenga en la silla? Para mí es lo mismo". (Para niños más grandes, la opción puede ser, "¿...por tu cuenta o quieres tener prohibido salir?")
  16. Déle a su hijo la opción de terminar su tiempo a solas tan pronto esté bajo control, en vez de regirse estrictamente por lo que dice el reloj. Algunos niños se sienten demasiado controlados.
  17. Use una variedad de consecuencias por mal comportamiento. No preste atención a las conductas intranscendentes. También use técnicas de distracción cuando detecte malos hábitos. Use consecuencias lógicas —como quitar juguetes, otras posesiones o privilegios— para castigar ciertos malos comportamientos.
  18. Aclare a su hijo lo que quiere que haga. Aclare también cuáles son las reglas de la casa. Hable de esto con su hijo cuando él esté de buen humor. Esto le ayudará a su hijo a tener éxito.
  19. Cuando corresponda, use el tiempo a solas con los hermanos. No le dé a uno de sus hijos tratamiento preferencial. Si un hermano toca el reloj o se burla del niño que está pasando tiempo a solas, él también tendrá que pasar tiempo a solas.
  20. Enseñe a las demás personas que cuidan de su hijo a que usen el tiempo a solas de forma correcta y consistente.

Escrito por el Dr. B.D. Schmitt, autor de "Your Child's Health," Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2003-04-30
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital