My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Bone, Muscle, and Joint Trauma - Brief Version


En casa puede cuidar la mayoría de las distensiones musculares. Incluso puede atender músculos golpeados en casa. Si el niño se golpea en una articulación (rodilla, cadera o codo), la mayoría de las veces no es algo serio.

Los huesos rotos necesitan atención de un profesional médico. Las lesiones en que se deforman los ligamentos entre los músculos (torceduras) también necesitan atención de un profesional médico.

¿Cómo puedo cuidar los músculos estirados o doloridos de mi hijo?

Estas son maneras en que puede ayudar:

  • Coloque una bolsa de agua fría o hielo sobre los músculos doloridos durante 20 minutos. Repita esto 3 a 4 veces el primer día.
  • Déle a su hijo acetaminofeno o ibuprofeno por lo menos durante 2 días para aliviar el dolor.
  • Si el músculo todavía está rígido después de 48 horas, deje remojar al niño en un baño caliente durante 20 minutos. Si el dolor está en cierta área, use un parche caliente o una tela húmeda y caliente. Aplique calor durante 10 minutos, 3 veces al día hasta que se vaya el dolor.
  • Ponga al niño a hacer ejercicios de estiramiento. Deje que haga ejercicio otra vez, pero poco a poco.

¿Cómo puedo cuidar el músculo o hueso golpeado de mi hijo?

  • Ponga una bolsa de hielo o agua fría sobre el área durante 20 minutos. Repita esto de 3 a 4 veces el primer día. Después de 48 horas, aplique calor durante 10 minutos con un parche caliente o con paños calientes y húmedos, 3 veces al día.
  • Déle a su hijo acetaminofeno si el dolor es intenso.
  • Asegúrese que el niño descanse todo lo que pueda durante los primeros 2 días.

Llame al profesional médico de su hijo durante horas de consulta si:

  • El dolor no mejora en 3 días.
  • El dolor no desaparece en 2 semanas.
  • Tiene otras preguntas o preocupaciones.

Escrito por B.D. Schmitt, MD, autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2009-07-30
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital