My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Sleeping with the Parents, or Bed-Sharing


Ventajas y desventajas

En general, no se recomienda que los niños compartan la cama con sus padres. Durante el primer año de vida, puede ser dañino dormir con su bebé. Si el colchón del adulto es blando, su bebé se puede sofocar. De hecho, la incidencia de muerte súbita es 20 veces más grande en los bebés que duermen en la cama de un adulto, comparado con una cuna. Además, alrededor de 100 bebés se mueren por año en los Estados Unidos porque los padres los sofocan accidentalmente al quedarse dormidos encima de ellos. El riesgo es mayor si uno de los padres tiene un sueño profundo o si toma demasiado alcohol.

Si bien no hay daño en que sus hijos mayores duerman con usted, es innecesario y muchas veces le puede causar problemas para usted. Una vez que se empieza con el hábito, es difícil quitárselo, así que tenga en cuenta lo siguiente antes de permitir que su hijo comparta la cama con usted:

  • Su hijo no necesita dormir en la cama con usted para sentirse seguro y feliz. Los miedos e inseguridades de los niños se pueden controlar por otros medios. Los niños salen bien aunque no compartan la cama con sus padres. En algunos países, las familias comparten su cama por necesidad, pero en nuestro país la mayoría de los niños duermen felizmente en sus propias camas.
  • El tiempo compartido en la cama no es necesariamente bueno para el niño o para usted. Mientras el niño está dormido en su cama, es un tiempo neutro, ni bueno ni malo. Si su hijo está llorando y no lo deja dormir, es un tiempo molesto.
  • Varios estudios han concluido que más de la mitad de los niños que duermen con sus padres se resisten a ir a la cama y se despiertan varias veces por noche. La mayoría de los padres que comparten su cama con los hijos tienen que acostarse con ellos y hacerles compañía durante 30 a 60 minutos para poder dormirlos. La mayoría de estos padres no duermen bien de noche y les falta el sueño. Si usted tiene el sueño liviano y necesita dormir bien para funcionar bien durante el día, no es una buena idea que duerma con su hijo en la misma cama.
  • Compartir la cama con su hijo no será nunca una solución a largo plazo si tiene problemas para dormirse. Su hijo no decidirá irse a su propia cama si aprendió a dormir bien compartiendo la cama con usted. Con cada mes que pasa, este hábito se hará más difícil de romper. Su hijo ya no podrá dormir solo.
  • No hay evidencia de que su hijo salga más malcriado o dependiente porque comparta la cama con usted.

Cómo evitar que su hijo duerma con usted

  • Cuando su hijo es bebé, póngalo en su cuna cuando tenga sueño pero esté despierto todavía. Así aprenderá a dormirse solo, que es un hábito que tendrá que usar para volverse a dormir al despertarse naturalmente durante la noche.
  • Cuando alimente a su bebé de noche, hágalo brevemente y trate de que sea aburrido. Esto es más fácil de hacer si usted no está compartiendo la cama con su bebé.
  • Mude al bebé a su propia habitación cuando tenga 3 ó 4 meses de edad. Tenga como regla que no se salga de la cuna de noche y, después de los 2 años de edad, que no deje su cuarto de noche a menos que tenga que ir al baño.
  • Si no tiene otra opción que dormir con su bebé en el mismo cuarto, no deje que éste lo vea cuando se despierte naturalmente de noche. Si lo ve, lo interpretará como una invitación a jugar.
  • Después de los 6 meses de edad, déle un juguete de trapo o un osito para que use como mascota para sentirse seguro. De esa manera evitará que lo use como mascota a usted.

Estos consejos dan buenos resultados en la mayoría de los niños de este país.

Cómo dar fin al hábito de compartir la cama

Si usted está compartiendo su cama con su hijo y quiere parar, puede seguir estas sugerencias:

  • Anuncie a su hijo una nueva regla: "Tú eres demasiado grande para seguir durmiendo conmigo. Tú tienes tu cama y yo tengo la mía. A partir de hoy, quiero que te quedes en tu propia cama de noche".
  • Si su hijo demuestra ser de "buen dormir", por haber dormido toda la noche en su propio cuarto, recompénselo con alguna delicia para comer a la hora del desayuno.
  • Si su hijo sale de su cuarto, llévelo de vuelta inmediatamente. Si lo vuelve a hacer, cierre la puerta de su cuarto hasta que esté en su cama.
  • Si su hijo se trepa a su cama durante la noche, ordénele que vuelva a su propia cama en tono severo. Si no obedece, llévelo de vuelta a su cuarto inmediatamente sin hablarle.
  • Si su hijo se trepa a su cama cuando usted está dormido, llévelo de vuelta a su cuarto apenas lo descubra. Si trata de dejar su cuarto de vuelta, ciérrele la puerta por un tiempo. Si usted es de sueño pesado, puede usar un método para despertarse cuando su hijo entra en su habitación (como por ejemplo una silla apoyada contra la puerta o una campana atada a la perilla de la puerta). Algunos padres simplemente echan llave a su dormitorio. Recuerde a su niño que no es de buenos modales despertar a la gente cuando duerme, a menos que sea una emergencia.

Esté preparado para escuchar llantos. Los niños pequeños en general lloran cuando no consiguen lo que quieren. Pero manténgase firme, y podrá volver a tener privacía en su propia cama.


Escrito por el Dr. B.D. Schmitt, autor de "Your Child's Health," Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2005-10-28
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital