My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Breast-Feeding Advice


En general, las madres que amamantan producen leche de excelente calidad. No obstante, la cantidad de leche producida por una mujer puede variar. Su estado de salud, dieta y reposo pueden afectar el suministro de leche. La influencia más importante en su producción de leche es con qué frecuencia amamanta a su bebé (o se bombea los senos) y qué tan efectivamente sale la leche de sus senos.

Muchas mujeres se preguntan cómo cambiará su estilo de vida al amamantar. Tienen miedo de tener muchas restricciones. Pero la mayoría de las mujeres pueden seguir estas recomendaciones para amamantar con éxito:

  1. Siga las mismas pautas para comer saludablemente que las que siguió cuando estaba embarazada.

    Coma una variedad de alimentos a intervalos regulares, y si está hambrienta entre comidas, coma bocadillos saludables. Coma más frutas frescas, verduras, panes y cereales de grano integral, productos lácteos sin grasa, y carnes, pescado, aves y legumbres ricas en proteínas. Si sigue una dieta vegetariana, es posible que tenga que aumentar la cantidad de vitamina B12 en su dieta. Los bebés que amamantan de madres vegetarianas pueden no recibir la cantidad suficiente de vitamina B12. Consulte con su profesional médico sobre este tema.

  2. Tome una cantidad abundante de líquidos diariamente.

    Su cuerpo necesita agua en abundancia para producir leche. Tome un vaso de agua cada vez que se siente a amamantar. Si tiene sed, es importante que tome más líquidos.

  3. En general, puede comer cualquier tipo de comida.

    Los bebés que amamantan no son alérgicos a la leche de su madre, pero pueden reaccionar a las sustancias de la dieta de su madre que aparecen en la leche. Estos son signos de que su bebé está molesto por algo que usted comió: llora, tiene la nariz tapada o corredera de nariz, vomita, tiene diarrea, tos o sarpullidos en las mejillas o alrededor de las nalgas.

    Si un bebé parece enojarse por una cierta comida o bebida, evite esa sustancia por un par de semanas antes de probar nuevamente. Las comidas más comunes de la dieta materna que causan síntomas de alergia en los bebés lactantes son la leche de vaca y otros productos lácteos, cacahuates, nueces, trigo, huevos, pescado, crustáceos y soja. Con frecuencia, la comida que causa una reacción en su bebé forma parte de su dieta normal.

    Si cree que su bebé está teniendo una reacción a ciertas comidas, hable con su profesional médico. No elimine un grupo principal de comidas (como lácteos o productos con trigo) de su dieta a menos que su profesional médico o dietista esté de acuerdo. Ellos le pueden sugerir otras comidas que tienen el mismo valor nutritivo que las comidas que le molestan a su bebé.

  4. Siga tomando las vitaminas prenatales diarias.

    Recuerde que las vitaminas y los suplementos minerales no reemplazan la comida. Es importante comer una dieta saludable con muchas frutas y verduras frescas.

  5. No tome más de 2 vasos por día de café, té, refrescos cola u otras bebidas que contienen cafeína.

    La cafeína pasa a la leche materna y puede hacer que su bebé se ponga molesto.

  6. Lo mejor es no tomar alcohol mientras amamanta, de la misma manera que durante el embarazo.

    El alcohol pasa a la leche humana. Cualquier consumo alto de alcohol, o incluso el consumo diario de pocas cantidades de bebidas alcohólicas, puede hacer daño a su bebé. El consumo moderado a alto (2 ó más bebidas alcohólicas por día) puede dañar el desarrollo motriz del bebé. También puede interferir con el reflejo del chorro de leche y hacer que el bebé no suba de peso como corresponde. De vez en cuando puede tomar una cerveza o un vaso de vino, pero no debería tomar más de 1 ó 2 por semana. Después de tomar alcohol, no amamante por 2 horas. Si tiene un bebé prematuro o enfermo que está hospitalizado, NO TOME NADA DE alcohol.

  7. No fume.

    Los subproductos de la nicotina pueden pasar a la leche del bebé. Si no puede dejar de fumar, trate de bajar el consumo. Si tiene que fumar, hágalo después de amamantar a su bebé. Sobre todo, no fume en el carro con su bebé, en el mismo cuarto que su bebé, o incluso dentro de su casa. El humo que usted exhaló le puede causar daño al bebé. El fumar también reduce su cantidad de leche, pone al bebé más molesto y reduce el tiempo que su bebé duerme.

  8. Si tiene que tomar un medicamento, incluso sin receta, consulte primero con su profesional médico, un consultor de lactancia o su farmacéutico.

    Tiene que verificar que el medicamento sea seguro para bebés lactantes.

  9. Nunca use drogas ilegales mientras está amamantando.

    Las madres drogadictas que amamantan son un peligro grave para sus bebés.

  10. Consulte con su profesional médico antes de comenzar un programa para perder peso.

    Su cuerpo usa la grasa almacenada durante el embarazo para fabricar la leche materna. Por esta razón, la mayoría de las madres que amamantan pierden varias libras de peso por mes. No obstante, una dieta estricta para perder peso puede reducir su producción de leche. Los intentos de perder peso mientras está amamantando deben ser supervisados por su profesional médico.


Written by Marianne Neifert, MD, and the clinical staff of The Lactation Program, Rose Medical Center, Denver, CO. 303-377-3016.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2010-07-13
Last reviewed: 2009-11-22

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital