My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Emergency Symptoms to Watch for


Algunos síntomas de emergencia son difíciles de reconocer o bien no son considerados serios por algunos padres. La mayoría de los padres no ignorarán o subestimarán la seriedad de una quemadura importante, sangrado importante, ahogo, convulsión o coma. Sin embargo, si su hijo tiene alguno de los siguientes síntomas, también debe ponerse en contacto inmediatamente con su profesional médico.

  • Recién nacido enfermo

    Si su bebé tiene menos de 1 mes de vida y parece o actúa enfermo (vómitos, tos, color pálido) o anormal (no se alimenta bien o duerme demasiado), el problema puede ser serio.

  • Letargo severo

    La fatiga durante una enfermedad es normal, pero observe si su hijo fija la mirada en el espacio, no sonríe, no juega, está demasiado débil para llorar, está fláccido, o si es difícil despertarlo. Estos son síntomas serios.

  • Dolor intenso

    Si su hijo llora cuando usted lo toca o lo mueve, esto podría ser un síntoma de meningitis o apendicitis. A un niño con meningitis tampoco le gusta que lo tomen en brazos. Si su hijo llora constantemente o no puede dormir, puede ser que tenga mucho dolor.

  • El niño no puede caminar

    Si su hijo ya ha aprendido a caminar y luego pierde la capacidad para ponerse de pie o caminar, probablemente tenga una lesión seria en las piernas o un problema del equilibrio. Si su hijo camina inclinado hacia adelante, sosteniéndose la panza con las manos, es probable que tenga un problema grave, tal como una apendicitis.

  • Abdomen doloroso al tacto o la presión

    Haga presión sobre la panza de su hijo mientras lo tiene sentado en su regazo y él está mirando un libro. Debería poder apretar hacia adentro con los dedos cualquier parte de la panza más o menos 2.5 cm. (1 pulgada) hacia adentro sin problemas. Si su hijo trata de empujar su mano o grita, eso puede ser un problema. Si la panza además está hinchada y dura, el problema puede ser todavía más peligroso.

  • Testículo o escroto doloroso al tacto o la presión

    El comienzo repentino de dolor en la zona de la ingle puede ser causado por el retorcimiento del testículo. Esto requiere cirugía inmediata en menos de 8 horas para salvar el testículo.

  • Problemas para respirar

    Compruebe la respiración de su hijo después de que le haya despejado la nariz y cuando el niño no esté tosiendo. Si su hijo tiene dificultad para respirar, tiene crup serio o sibilancia obvia, necesita ser examinado por el profesional médico inmediatamente. Otros signos de dificultad son la respiración agitada, el color azulado de los labios o las retracciones (los retraimientos entre las costillas).

  • Labios azulados

    El color azulado en los labios, la lengua o las encías (cianosis) puede indicar que hay disminución de la cantidad de oxígeno en la corriente sanguínea.

  • Babeo

    El comienzo repentino de babeo, especialmente asociado a dificultades para deglutir, puede significar que su hijo tiene una infección seria de las amígdalas, de la garganta o de la epiglotis (la parte superior de la laringe).

  • Deshidratación

    Deshidratación significa que la cantidad de líquidos en el cuerpo es inferior a la normal. La deshidratación generalmente se presenta después de intensos vómitos y/o diarrea. Usted debe sospechar que hay deshidratación si su hijo no ha orinado en 8 horas (más de 12 horas si es mayor de 1 año de edad), el llanto no produce lágrimas, la parte interna de la boca está seca en vez de húmeda o la fontanela está hundida. Los niños deshidratados también están cansados y débiles. Si su hijo está alerta y activo pero no orina demasiado, no está deshidratado. La deshidratación requiere reposición inmediata de líquidos por la boca o por vía intravenosa.

  • Bulto en la parte blanda del cráneo

    Si la zona blanda en la cabeza de su hijo está tensa e hinchada, su cerebro está bajo presión.

  • Rigidez del cuello

    Para probar si el cuello está rígido, acueste a su hijo, luego levántele la cabeza hasta que el mentón toque el centro del pecho. Si se resiste, póngale un juguete u otro objeto de interés sobre el estómago de modo que tenga que flexionar el cuello para verlo. A los niños mayores simplemente se les puede pedir que se miren el ombligo. El cuello rígido puede ser un signo temprano de meningitis.

  • Lesión del cuello

    Si su hijo tiene una lesión en el cuello, consulte con su profesional médico sin importar los síntomas. Las lesiones del cuello pueden dañar la médula espinal.

  • Manchas o puntos de color púrpura

    Los niños sufren con frecuencia de golpes y moretones, pero si nota manchas o puntos morados o de color sangre en la piel que no puede explicar, pueden ser un signo de infección grave de la corriente sanguínea.

  • Fiebre de más de 105°F (40.6°C)

    Todos los síntomas mencionados anteriormente son indicadores más precisos de enfermedad seria que el nivel de la fiebre. Todos estos síntomas pueden presentarse con fiebre baja así como con fiebre alta. La fiebre por sí misma sólo es seria cuando la temperatura es mayor que 105° F (40.6° C). En los bebés, una temperatura rectal menor de 98.6°F (36°C) también puede indicar algo serio.


Escrito por B.D. Schmitt, MD, autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2009-07-29
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital