My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Asthma: Tobacco Smoke and Your Child


¿Cómo afecta el humo del tabaco a los niños asmáticos?

La aspiración de humo de segunda mano del tabaco (fumadores pasivos) causa daño en los pulmones de los niños.

Los niños asmáticos que viven en un hogar donde hay alguien que fuma tienen más problemas respiratorios, tienen que tomar más medicamentos y realizan más visitas a la sala de emergencia que los niños que viven en hogares donde no se fuma. Los niños que viven en un hogar donde hay un fumador tienen además menos probabilidad de curarse del asma cuando crecen.

El humo del tabaco irrita las vías respiratorias de varias maneras. El humo se compone de productos químicos y trozos muy pequeños de cenizas que quedan suspendidas en el aire mucho tiempo después de haberse ya apagado el cigarro, la pipa o el puro. Cuando un niño asmático aspira estos productos químicos y las cenizas suspendidas en el aire, sus vías respiratorias se irritan. Esto hace que los músculos que rodean las vías respiratorias se compriman, dificultando su respiración.

Los niños forzados a aspirar humo de segunda mano frecuentemente tienen tos, sibilancia y una sensación de opresión en el pecho. El olor a humo en la ropa, los muebles y el carro puede desencadenar un ataque de asma aguda en un niño con vías respiratorias sensibles. La aspiración de humo de segunda mano puede afectar los pulmones de un niño para el resto de su vida.

En un hogar donde vive un niño asmático nadie debe fumar, aun cuando el niño no esté presente. No permita que se fume en un carro donde también viajan los niños.

¿Qué puedo hacer para dejar de fumar?

La American Lung Association da los siguientes consejos:

  1. Fije una fecha para dejar de fumar.
  2. Elimine los cigarros, ceniceros, cerillas y encendedores de su casa, lugar de trabajo y carro.
  3. Tenga a mano un suministro de bocados de bajas calorías.
  4. Pase más tiempo en lugares donde está prohibido fumar.
  5. Dígale a todos que va a dejar de fumar.
  6. Piense en lo que va a hacer en vez de fumar.
  7. Si necesita ayuda, llame a un amigo.
  8. Considere la posibilidad de usar goma de mascar o parches con nicotina. La goma de mascar y los parches de nicotina le ayudarán a reducir su antojo de nicotina. También puede pedirle a su profesional médico un medicamento bajo receta, como Zyban, para ayudarlo a dejar de fumar.
  9. Póngase en contacto con la American Lung Association para obtener ayuda para dejar de fumar. El número de la oficina nacional es 212/315-8700.

Escrito por el Equipo de Control de Asma del Hospital de Niños de Denver.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-02-04
Last reviewed: 2010-12-13

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital