My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Asthma and Environmental Control


Los niños con asma tienen vías aéreas muy sensibles. Los síntomas de asma se pueden desencadenar por muchos factores ambientales. Estos desencadenantes dependen de cada niño. Algunos desencadenantes comunes de los síntomas de asma son el humo de los cigarros, el polen, el polvo en la casa, el moho, la caspa de los animales, el perfume, los olores fuertes y el aire frío. Los cambios climáticos también pueden afectar el asma.

Trate de limitar el contacto de su hijo con estos desencadenantes, sobre todo en los lugares donde pasa mucho tiempo, como su casa y la escuela.

Fumar

El cigarro, la pipa y el humo de los puros son generalmente dañinos para niños y adultos, pero el humo presenta un problema especial para todos los niños asmáticos. Aun el olor a humo en la ropa puede desencadenar síntomas de asma en un niño con vías respiratorias sensibles. En un hogar donde vive un niño asmático nadie debe fumar, aun cuando el niño no esté presente. No permita que se fume en un carro donde también viajan niños.

Polen

El polen está compuesto por partículas pequeñas liberadas en el aire por los árboles, el césped y las hierbas. La cantidad de polen en el aire exterior varía con la temporada del año y la hora del día. La cantidad de polen y de moho exterior tiende a ser menor por la mañana temprano y más alta en el mediodía y la tarde.

El polen del césped, las hierbas y los árboles es liviano y puede moverse por el aire recorriendo muchas millas. Este polen se puede depositar en los ojos, la nariz y las vías respiratorias, causando síntomas de alergias y asma. El polen de las flores es más pesado y es transportado de planta en planta por los insectos en vez del viento. Como resultado, el polen de las flores raramente causa alergias. Si bien es difícil evitar el polen por completo, he aquí algunas sugerencias:

  • Mantenga sus ventanas cerradas (sobre todo en el cuarto de su hijo) y use aire acondicionado central durante la temporada del polen. Si usa un acondicionador de aire en su cuarto, recircule el aire interior en vez de dejar entrar el aire fresco de afuera. Los purificadores de aire pueden ser útiles si se mantienen los filtros limpios. Los filtros HEPA (filtros de partículas de aire de alta eficiencia) son mejores. Lave o cambie los filtros de aire una vez por mes.
  • Después de estar al aire libre durante la temporada de alergias, dele una ducha a su hijo y cámbiele la ropa de inmediato. No deje su ropa usada en el cuarto, porque puede tener polen.
  • Corte la gramilla con regularidad. Esto limitará el monto de polen liberado al aire. Su hijo no debería estar en el área inmediata cuando se esté cortando la gramilla.

Mohos

El moho se encuentra todo el año en la casa, al aire libre y en las comidas, pero sobre todo en las zonas de mucha humedad. El moho se encuentra suspendido en el aire, tanto fuera como dentro de la casa. Los baños y sótanos húmedos son áreas comunes donde crece el moho. También es muy probable que el moho crezca en evaporadores, humidificadores y las bandejas de descarga y compartimientos para verduras del refrigerador. Para reducir el crecimiento de moho, puede hacer lo siguiente:

  • La luz y la ventilación impiden el crecimiento del moho. En el baño, limpie los azulejos, el piso, la cortina de la ducha y la tina del baño frecuente y minuciosamente. Limpie también debajo del fregadero. Use una solución limpiadora que mate el moho. Por ejemplo, puede usar lejía para el hogar diluida (1 vaso de lejía en 10 vasos de agua).
  • Repare los grifos y tuberías que tengan fugas de agua. Intente eliminar las fugas y el agua estancada.
  • Pinte las paredes en vez de empapelarlas. La pintura al esmalte previene el crecimiento del moho mejor que la pintura al látex. Se puede agregar una sustancia contra los hongos a las pinturas para evitar que crezca el moho.
  • Lo mejor es mantener la humedad de la casa entre el 30 y el 50%. Si vive en un lugar de clima húmedo, compre un deshumidificador para eliminar la humedad del aire. Los deshumidificadores pueden evitar que crezca el moho en lugares húmedos, como los sótanos. Fíjese si hay áreas que se humedecen cuando llueve mucho y repare las fugas que encuentre.
  • Evite si puede los enfriadores por evaporación, vaporizadores y humidificadores con tanques, ya que son lugares ideales para el crecimiento del moho y las bacterias. Cuando se hacen funcionar estos aparatos, el moho y las bacterias se diseminan por la casa. Si tiene que usarlos, vacíe el tanque todos los días, límpielo con jabón y agua, y séquelo minuciosamente. Vuelva a llenar el tanque poco antes de usarlo.
  • Los invernaderos, las pilas de composta y las casas con muchas plantas también frecuentemente tienen moho. Cubra la tierra de las macetas con papel de aluminio para evitar que se diseminen las esporas de moho.

Polvo de la casa

El polvo de la casa tiene todo tipo de elementos, como suciedad, residuos de insectos, acáridos del polvo, moho, caspa de los animales, piel muerta, migas de comida y bacterias. El polvo se acumula en todos los artículos del hogar, como colchones, sofás, ropa, alfombras, cortinas y monos de peluche. Es difícil evitar el polvo en la casa, pero las siguientes ideas pueden servirle de ayuda:

  • Evite la aglomeración y los lugares de acumulación del polvo, sobre todo en el cuarto. Entre ellos se encuentran los adornos, las decoraciones de pared (cuadros, galardones y géneros de pared), cortinas, persianas, pilas de libros y de papeles o juguetes.
  • Dele a su hijo peluches lavables y antialergénicos, de ser posible. Para los niños que quieren dormir con juguetes blandos, deje sólo uno o dos en la cama y lávelos todas las semanas en agua caliente (por lo menos a 130° F). Guarde los juguetes, las muñecas y los materiales para jugar fuera del cuarto o dentro de un armario.
  • Mantenga cerrado el armario del cuarto. Pase la aspiradora frecuentemente por el piso del armario. Guarde en el ropero sólo la ropa de estación.
  • Lo mejor es dejar el piso sin alfombra. Puede reemplazar la alfombra con alfombrillas lavables antideslizantes. Limpie los pisos frecuentemente con una fregona húmeda. Si tiene una alfombra, pase la aspiradora minuciosamente y con frecuencia. Cambie los filtros de la aspiradora con frecuencia. Pase la aspiradora y barra el piso al comienzo del día para que el polvo se decante antes de la siesta o la hora de acostarse. Lo mejor es pasar la aspiradora cuando su hijo no está en casa o hacer que se quede en otra zona de su casa por 30 a 60 minutos después de pasar la aspiradora. No se olvide de limpiar debajo de los muebles y en el ropero.
  • Los colchones tienen que tener coberturas a prueba de alérgenos, como por ejemplo de plástico. Puede comprar coberturas a prueba de alérgenos en los lugares donde venden sábanas. Selle los cierres a cremallera o aberturas con cinta. Use sólo almohadas de poliéster. Cubra las almohadas con fundas a prueba de alérgenos, o lave las almohadas todas las semanas en agua caliente. Lave también las mantas, sábanas y fundas de almohadas en agua muy caliente (más que 130° F, ó 54.4° C) todas las semanas. También puede usar agua menos caliente con detergente y lejía. Evite los productos con plumas, lana, ceiba o espuma de plástico.
  • Las calderas de aire forzado y los equipos de aire acondicionado deben tener un sistema de filtrado de polvo. Los filtros se deben cambiar cada 2 a 4 semanas. Si no se cambian los filtros de la caldera central cada 2 semanas, puede cortarlos a medida para cubrir los ventiletes de cada cuarto. Los ductos de aire frío y caliente se deben limpiar profesionalmente por lo menos cada 4 a 5 años.

Mascotas

Hay alérgenos en la saliva, caspa y orina de los animales. Éstas causan reacciones alérgicas en muchas personas. Los niños pueden ser más sensibles a un tipo de animal (como los gatos) que a otro. Todos los animales con pelo pueden causar reacciones alérgicas. Los reptiles de sangre fría, como las serpientes, tortugas, lagartijas y pescados no causan problemas.

Es muy difícil deshacerse de una mascota familiar, pero puede ser necesario si un miembro de su hogar es muy sensible. Una vez que la mascota ya no esté en la casa, límpiela minuciosamente. Es particularmente importante limpiar los muebles llenos de cosas, las superficies de las paredes, alfombras, cortinas y el sistema de calefacción/aire acondicionado.

Si su hijo es sensible a los animales y tiene mascotas, lo mejor es sacar la mascota de su casa. Si esto no es posible, la mascota debería vivir fuera de la casa y no estar NUNCA en el cuarto de su hijo. Mantenga cerrada la puerta del cuarto de su hijo. Mantenga las mascotas siempre fuera de las áreas familiares y los cuartos donde duerme la gente asmática.

  • Lave las mascotas semanalmente.
  • Lávese las manos inmediatamente después de tener contacto con una mascota.
  • Pídales a los familiares que no sean alérgicos que se encarguen de lavar, cepillar o peinar las mascotas, y que limpien las jaulas o cajas de arena fuera de la casa.
  • Cambie los filtros de la caldera mensualmente.

Cucarachas

Las cucarachas y sus excrementos son uno de los desencadenantes principales de alergias y empeoran los síntomas del asma. Para eliminar las cucarachas:

  • Mantenga los alimentos y la basura en recipientes con tapas herméticas. Saque la basura con frecuencia.
  • No deje nunca la comida afuera. En particular, no deje comida en los cuartos. No deje afuera la comida para las mascotas, ni recipientes sucios de comida.
  • Barra el piso o pase la aspiradora, lave la vajilla y limpie las mesadas y la estufa apenas termine de comer.
  • Selle las grietas de la casa para evitar que entren las cucarachas.
  • No guarde bolsas de papel, periódicos o cajas de cartón.
  • Use estaciones de cebado y otros venenos ecológicamente seguros contra cucarachas.

Contaminación del aire

Los distintos tipos de contaminantes internos y externos pueden agravar el asma. Estos contaminantes pueden ser el ozono, el polvo, el humo, los gases de las pinturas y los perfumes u olores fuertes. Ciertas condiciones climáticas, como las temperaturas bajas y poca humedad, pueden empeorar el asma, sobre todo en días de alta contaminación.

  • Consulte las noticias meteorológicas para ver cuánto es el índice de contaminación diario (y el recuento de polen).
  • Evite las actividades físicas innecesarias al exterior en los días en que el índice de contaminación o el recuento de polen es alto.
  • Evite el uso de un hogar o estufa a leña, calefactor de queroseno o estufa o calentador a gas sin ventilación.
  • Evite la exposición al perfume, talco, aerosol para el pelo, aromatizantes del aire, ablandadores de tela, alfombras nuevas u otros olores o aerosoles fuertes.

Los resfríos y la influenza

Los resfríos y la influenza empeoran el asma y desencadenan frecuentemente episodios de asma. Los virus que causan enfermedades respiratorias son más comunes durante los meses de otoño e invierno. Controle los síntomas de asma y mida los flujos máximos con regularidad. También puede ser útil:

  • Lavarse las manos antes de comer y cuando se exponga a otras personas que puedan tener un resfrío o la influenza.
  • Duerma lo suficiente, haga ejercicios y coma una dieta saludable.
  • Trate de evitar el contacto cercano con personas que estén resfriadas o tengan influenza.
  • Dese la vacuna contra la influenza todos los años. Ello ayudará a evitar las complicaciones de la influenza en los asmáticos.

Sulfitos

En raras ocasiones, los sulfitos pueden causar asma severa en algunos niños. Los sulfitos son un preservativo de la comida que se encuentra en los camarones, el atún en lata, las frutas secas, las verduras en escabeche y las aceitunas.


Escrito por el Equipo de Control de Asma del Hospital de Niños de Denver.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-02-04
Last reviewed: 2010-12-13

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital