My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Overweight Infants and Toddlers: Overeating


¿Qué es el exceso de peso en los bebés?

La principal causa de exceso de peso es en exceso. En exceso los medios más calorías que consume cada día que son necesarios para la actividad normal y el crecimiento. Todo en exceso es una mala costumbre y es adquirida durante los primeros años de vida. Actualmente el 10% de 2 a 5 años de edad, los niños en los EE.UU. tienen sobrepeso. Cualquier niño en una familia con una fuerte tendencia hacia el sobrepeso debe ser enseñado hábitos alimenticios saludables. Queremos que los niños coman sólo cuando tengan hambre y dejen de comer cuando estén saciados. Es mucho más fácil enseñar buenos hábitos temprano que esperar a que el niño empiece a mostrar señales de sobrepeso.

¿Cómo puedo evitar que mi bebé aumente demasiado de peso?

Para a su bebé:

  • Trate de alimentar dando de mamar. La lactancia materna permite que los bebés puedan controlar la cantidad de leche que toman. Cuando están llenos, dejan de chupar. Los bebés que se les da de mamar tienden a pesar menos.
  • Evite que "pique” comida. “Picar” es cuando uno come con frecuencia mientras el estómago todavía está lleno.
  • Si está amamantando, vaya alargando gradualmente el intervalo de lactancia: 2 horas o más al mes de edad, 3 horas a los 2 meses de edad.
  • Si alimenta con biberón, trate de alimentar a su bebé cada 2 horas o más al nacer, y 3 horas o más desde los 2 hasta los 6 meses de edad. Después de los 6 meses de edad, pase a darle 3 comidas por día más 2 bocados pequeños entre medio.
  • Alimente a su hijo lentamente, en vez de rápidamente. No trate de que su hijo coma más rápido. La mayoría de los bebés comen por 15 a 20 minutos antes de sentirse saciados.
  • No haga que su bebé se acabe cada biberón. Cuando dé señales de estar saciado, por ejemplo volteando la cabeza o no abriendo su boca, no aliente a su hijo a que coma más.
  • No le dé de comer para tranquilizarlo. No alimente a su bebé cada vez que llora. La mayoría de los bebés que lloran quieren que se les cargue y abrace o pueden tener sed y necesitar solamente algo de agua. Enseñe a su niño pequeño a usar el contacto humano (en vez de la comida) para aliviar la tensión y el malestar.
  • No suponga que una bebé que chupa tiene hambre. Es posible que su bebé solamente quiera un chupón o ayuda para encontrar su dedo gordo. También, no use galletas para dentición u otros alimentos en lugar de una argolla mordedora para dentición.
  • No le dé comida sólida a su bebé hasta que tenga por lo menos 4 meses de edad.
  • Deje de amamantarlo o darle el biberón a los 12 meses de edad. Un estudio concluyó que la demora en interrumpir la lactancia o el biberón está asociada con más obesidad, probablemente porque se alimenta al bebé para tranquilizarlo.

Para los niños:

  • Sólo para alimentar el hambre. Ayude a su hijo a reconocer el hambre y sólo a comer cuando está hambriento. Enséñele a no comer simplemente porque está aburrido, se siente solo, está estresado, mira televisión, etc.
  • Evite que “pique” comida. “Picar” es comer frecuentemente en vez de esperar a tener hambre para comer. Si un niño rara vez tiene hambre, la sensación de hambre lo puede contrariar.
  • Trate de enseñarle a su hijo desde el comienzo que deje de comer cuando esté saciado. Si le da de comer de más, su hijo aprenderá a hacerlo solo más adelante.
  • Por otro lado, no le niegue comida si está con hambre. Si bien los padres tienen control sobre qué comida hay en la mesa, tienen poco control sobre la cantidad que se come.
  • No insistir en que su hijo termine un tarro de alimentos para bebés o limpiar su placa.
  • Evite que lleven los biberones consigo todo el tiempo. No le permita a su hijo tener un biberón o vasito durante el día o la noche. Los niños que llevan consigo un biberón a todos lados aprenden a usar la comida para consolarse y también se pueden dañar el esmalte dental.
  • No dé a su hijo alimento como una forma de distraerlo o mantenerlo ocupado. En vez de eso, déle algo con qué jugar cuando usted necesite un poco de tiempo libre.
  • No le dé a su hijo biberones, vasitos u otros bocados mientras estén sentados en el carro o el cochecito. (no use comida para distraerlo). Use el encomio y el afecto físico en vez del alimento como recompensa por buen comportamiento.

¿Cuándo debo llamar al profesional médico de mi hijo?

Llame durante horas de oficina si:

  • No está segura si su hijo pequeño tiene exceso de peso.
  • Le preocupa el peso de su hijo pequeño.

Escrito por B.D. Schmitt, MD, autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2010-08-12
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital