My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Weaning: How to Prevent Problems


El destete es la substitución de la alimentación con biberón o al pecho (amamantar) con el consumo de bebidas utilizando una taza o vaso y con alimentos sólidos. El destete se lleva al cabo en forma fácil y sin problemas, a menos que el pecho o el biberón se hayan vuelto excesivamente importantes para el niño.

Si tiene la opción, es mejor esperar hasta que su bebé tenga al menos 6 meses de edad para que inicie el destete del pecho. El sistema digestivo de su bebé está más dispuesto a tolerar un cambio de alimentación después de esta edad.

Si usted deja de amamantar a su bebé antes de los 9 meses de edad, páselo primero al biberón. A partir de los 6 meses le puede ir dando de comer también usando una taza, pero no lo destete por completo sino hasta que tenga por lo menos 9 meses. Si deja de amamantarlo después de los 9 meses, es posible que pueda pasar a darle de comer directamente usando una taza.

Cómo prevenir los problemas

Normalmente, los niños empiezan a mostrar menos interés en el pecho y el biberón entre los 6 y los 12 meses de edad si también consume alimentos en taza y con cuchara. Muchos niños empiezan el destete por su propia iniciativa alrededor de los 12 meses. Si el niño no está destetado para los 12 a 18 meses de edad, la madre a menudo debe iniciar el destete, pero el niño también participa en el proceso. Después de los 18 meses de edad, el niño generalmente se resiste al destete porque ha desarrollado una dependencia en la alimentación al pecho o con biberón.

Si su hijo muestra falta de interés en el pecho o el biberón en cualquier momento después de los 6 meses de edad, empiece a discontinuar gradualmente esta alimentación de succión. Usted puede darse cuenta de que su bebé está listo para iniciar el destete cuando arroja el biberón fuera de la cuna, sólo toma una pequeña cantidad de leche y luego deja de tomar, muerde la tetina en vez de succionarla, rechaza el pecho, o sólo succiona durante unos minutos y luego quiere jugar.

Las siguientes medidas estimulan el destete natural entre los 9 y 12 meses de edad:

  1. Después que su hijo llegue a los 6 meses de edad, disminuya la frecuencia de la alimentación con fórmula a cuatro veces al día o menos.

    Algunos bebés alimentados al pecho pueden requerir cinco tomas al día hasta los 9 meses de edad.

  2. Administre a los lactantes mayorcitos sus tomas diurnas a la hora de las comidas, y con alimentos sólidos.

    Una vez que su hijo recibe solamente cuatro tomas de leche o fórmula al día, asegúrese de que tres de ellas sean administradas a la hora de las comidas con alimentos sólidos, y no como parte de la rutina que precede a las siestas. Su hijo puede recibir la cuarta toma antes de acostarse por la noche.

  3. Después que su bebé tenga 4 semanas de vida y que la alimentación de pecho esté bien establecida, ofrézcale una vez al día un biberón de leche extraída del pecho o de agua.

    Esta experiencia ayudará a que su bebé se acostumbre a usar un biberón para que ocasionalmente lo pueda dejar con una niñera. Este paso es especialmente importante si va regresar al trabajo o a la escuela. Mientras más espera para introducir el biberón después de los 4 semanas de edad del bebé, más intenso será su rechazo inicial. Si espera hasta los 2 meses de edad, puede tomar varias semanas para que el bebé acepte el biberón. Una vez que su bebé acepte el biberón, siga ofreciéndoselo 3 veces por semana para que el bebé siga aceptándolo.

  4. Tome en brazos a su hijo cuando tenga molestias o stress, en vez de amamantarlo.

    Puede consolar a su hijo y darle una mayor sensación de seguridad y confianza sin amamantarlo cada vez que se enoja sin tener hambre. Si siempre amamanta a su hijo en esas situaciones, el niño aprenderá a comer siempre que esté molesto. Tampoco podrá separar el hecho de ser tenido en brazos del de ser amamantado, y usted podría convertirse en una "madre indispensable".

  5. No deje que el chupete sea substituido por el biberón o el pecho.

    Aprenda a reconocer cuándo su bebé necesita succión no nutritiva. En estas ocasiones, en vez de ofrecerle alimento, estimúlelo para que succione un chupete o se chupe el dedo. Alimentar al bebé cada vez que necesita succionar puede producir obesidad.

  6. No deje que el biberón o el pecho se convierta en un objeto de seguridad a la hora de acostarse.

    Su hijo debe poder dormirse por la noche sin tener el pecho o el biberón en la boca. Necesita aprender a dormirse solo. Si no lo hace, desarrollará problemas de sueño que requerirán la presencia de los padres durante la noche.

  7. No deje que el biberón se convierta en un juguete diurno.

    No deje que su hijo lleve el biberón de un lado a otro como acompañante durante el día. Este hábito puede impedir que se dedique a actividades más estimulantes.

  8. No deje que su hijo sostenga el biberón ni que se lo lleve a la cama.

    Su hijo debe pensar en el biberón como algo que le pertenece a usted de este modo, no protestará al entregarlo, pues nunca le perteneció en primer lugar.

  9. Ofrézcale a su hijo fórmula o leche materna en una taza a partir de los 6 meses de edad.

    Durante los primeros meses, su hijo probablemente sólo aceptará la taza después de que haya tomado algo del biberón o del pecho. Sin embargo, ya para los 9 meses de edad deberá ofrecerle a su hijo un poco de fórmula o leche materna en una taza antes de la alimentación al pecho o con biberón.

    Destete al bebé menor de 6 meses con un biberón y no con una taza. Los bebés no pueden beber lo suficiente bien de una taza a esta edad para recibir la suficiente nutrición.

  10. Ayude a su bebé a interesarse en otros alimentos además de la leche.

    Introduzca los alimentos sólidos con cuchara a los 4 meses de edad si el bebé es alimentado con biberón y a los 6 meses si es alimentado al pecho. Introduzca los alimentos que se comen tomándolos con los dedos a los 8 meses de edad. Tan pronto como su hijo pueda manejar alimentos que se toman con los dedos, siéntelo a la mesa con la familia durante la hora de la comida. Es probable que el bebé se interese en los alimentos que le ve comer a usted y los pida. Por consiguiente, su bebé tendrá más interés en tomar otros alimentos a parte de fórmula o la leche materna.


Escrito por B.D. Schmitt, MD, autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2006-09-15
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital