My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Febrile Convulsions - Brief Version


¿Qué son convulsiones?

Las convulsiones también se llaman ataques. Son contracciones bruscas y sin control de los músculos. Pueden ser causados por una fiebre. Estas convulsiones son las más comunes y son inocuas. Tienden a ocurrir cuando la temperatura es de unos 104°F (40°C). La fiebre puede deberse a una infección en cualquier parte del cuerpo.

Sin tratamiento los ataques duran de 1 a 10 minutos. La mayoría de los niños tendrán únicamente un ataque en toda su vida. Algunos niños tendrán uno o tres ataques más al paso de los próximos años. Generalmente, este tipo de ataque deja de ocurrir a la edad de 5 ó 6 años.

¿Qué debo hacer cuando mi hijo tiene un ataque?

  • Proteja las vías respiratorias de su hijo. Acomode a su hijo sobre uno de sus costados o bocabajo a fin de ayudarle a drenar la saliva. Si su hijo vomita, límpiele la boca. Use un bulbo de succión si hay uno disponible. Si la respiración se vuelve ruidosa, jálele la mandíbula y la barbilla hacia adelante. No trate de forzar nada por la boca de su hijo.
  • Baje la fiebre. El bajar la fiebre de su hijo tan pronto como sea posible acorta la duración del ataque. Quítele la camisa a su hijo y coloque toallas frías sobre la cara y el cuello. Si siguen las convulsiones, pásele agua fría por el resto del cuerpo con una esponja. Cuando la convulsión haya pasado y su hijo esté despierto, déle la dosis usual de acetaminofeno (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen) para su peso y edad.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

  • Controle la fiebre. Generalmente, los ataques febriles ocurren durante el primer día de una enfermedad. Procure controlar la fiebre administrando acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Advil) tan pronto como observe el primer signo de fiebre. Continúe administrando el medicamento durante las primeras 48 horas de la enfermedad. Despierte a su hijo una vez durante la noche a fin de administrarle el medicamento.
  • Use cobijas ligeras. No cubra a su hijo con más de una cobija cuando esté enfermo. El abrigarse durante el sueño puede subir la temperatura corporal de 1 a 2 grados.
  • Déle muchos líquidos. Asegúrese de que su hijo tome suficientes líquidos.

Llame a la patrulla de rescate (911) INMEDIATAMENTE si la convulsión febril dura más de 10 minutos.

Llame al médico de su hijo de inmediato:

  • después que pase el ataque.

Escrito por B.D. Schmitt, MD, autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2009-08-13
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital