My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Infants: Judging the Severity of Illness


Durante los 2 primeros años de la vida del niño, si se presenta un resfrío u otra infección la mayoría de los padres se sienten incómodos e incapaces de determinar la seriedad de la afección. Como el niño no puede hablar, no puede ayudar mucho con el diagnóstico. El aspecto y el comportamiento de su niño son mucho más importantes que el nivel de la fiebre. Además, un niño puede estar mucho más animado de 30 a 40 minutos después que la fiebre ha sido reducida con medicamentos.

¿Cuándo debo llamar al profesional médico de mi hijo?

Llame INMEDIATAMENTE si:

  • Su hijo es recién nacido (tiene menos de un mes de edad) y presenta algún signo de estar enfermo. (Excepción: no necesita llamar al médico si su recién nacido sólo tiene una congestión nasal leve).
  • Su hijo parece estar muy enfermo o actúa como si lo estuviera.
  • A pesar de los esfuerzos que usted hace, su hijo no sonríe o casi no responde.
  • Su hijo se niega a jugar.
  • Su hijo se comporta de manera extraña o confusa
  • Su hijo está demasiado débil para sentarse o pararse.
  • Su hijo llora constantemente durante más de 3 horas.
  • Su hijo llora cuando lo toca o cuando lo carga.
  • El llanto se vuelve agudo y suena distinto de lo normal.
  • El llanto se convierte en un lloriqueo débil o un gemido.
  • Su hijo no puede dormir más de 30 minutos a la vez.
  • Su hijo no puede ser consolado por más de 30 minutos a la vez.
  • Usted no consigue que su hijo se despierte por completo.
  • La respiración de su hijo se vuelve laboriosa.
  • La boca y los labios de su hijo se vuelven azulados.
  • La piel de su hijo se vuelve grisácea.

Escrito por B.D. Schmitt, MD, autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2009-07-30
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital