My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Diabetes: Self Blood Glucose Monitoring


¿Por qué es importante la autosupervisión de la glucosa en la sangre?

La autosupervisión de la glucosa en la sangre es una manera de medir la glucosa (azúcar) en su sangre. La medición del nivel de azúcar en la sangre en su propia casa se ha convertido en la base del cuidado de la diabetes. Si mide el nivel de azúcar en la sangre de su hijo regularmente, podrá:

  • ayudar a prevenir un nivel de azúcar bajo de noche
  • reducir el riesgo de complicaciones de la vista, el riñón y los nervios
  • tomar decisiones más informadas sobre el monto y tipo de insulina a usar
  • administrar la enfermedad en su casa y saber si tiene que hacer una prueba de cetonas
  • comprender los efectos que ciertas comidas, los ejercicios y el estrés tienen sobre su azúcar en la sangre.

¿Qué insumos se necesitan?

Para hacer un análisis de sangre hay que pinchar la piel para obtener una gota de sangre y seguir un método para leer los resultados. Los resultados se leen usando tiras de ensayo que se colocan en un medidor de glucosa.

Dispositivo para pincharse el dedo (lanceta): El dispositivo para pincharse el dedo (llamado lanceta) se usa para obtener una gota de sangre. La lanceta se puede ajustar frecuentemente a distintas profundidades para distintas personas. Las lancetas ajustables son particularmente indicadas para niños pequeños que tienen piel delicada y pueden no necesitar mucha profundidad en la lanceta. Recuerde que tiene que cambiar la lanceta todos los días. Una lanceta filosa ayudará a prevenir lesiones e infecciones.

Medidor de glucosa en la sangre (glucómetro): La mayoría de las personas usa medidores de glucosa para medir su nivel de azúcar en la sangre. En algunos países donde no se consiguen medidores, se usan tiras de ensayo que cambian de color según el nivel de azúcar en la sangre. No todos los medidores miden de la misma manera, así que los resultados de los distintos medidores no son siempre comparables. No importa qué tipo de medidor use, siempre que use el mismo medidor todas las veces. Lleve su medidor en todas sus visitas a la clínica. Su profesional médico descargará la información del medidor en sus registros médicos.

Algunas características importantes de un buen medidor son:

  • Exactitud (compruebe que el medidor sea exacto en el ambiente donde vive, por ejemplo a temperaturas frías o cálidas, alta humedad o mucha altitud).
  • Capacidad para almacenar por lo menos los últimos 100 resultados
  • Capacidad para descargar los resultados en la clínica y/o en su casa
  • Tamaño pequeño
  • Tiempo de medición breve
  • Limpieza fácil o innecesaria
  • Se puede usar una solución de control o una tira de ensayos para verificar la exactitud del medidor.

Tiras de ensayo: Si va a usar tiras de ensayo, compruebe que funcionen en el medidor que está utilizando. Busque tiras que necesiten sólo una pequeña gota de sangre y puedan extraer sangre en la tira (acción capilar). Las tiras de glucosa en general cuestan de $3 a $4 por día, así que es importante verificar que su seguro las cubra. Averigüe qué tipos de tiras están cubiertas por su seguro antes de seleccionar el medidor.

¿Cómo hago una medición de azúcar en la sangre?

Para obtener una gota de sangre de un dedo:

  1. Lávese el dedo con agua tibia. Esto aumentará la circulación de sangre y asegurará que no haya nada en el dedo que pueda cambiar la lectura. No se limpie el dedo con alcohol. Cualquier traza de alcohol que quede en la piel interferirá con la medición. Ocasionalmente, cuando no esté en su casa (por ejemplo, en un campamento o haciendo un picnic) tendrá que usar pañuelos de papel sin alcohol para limpiar el área.
  2. Seque el área al aire antes de pincharse.
  3. Use la lanceta para pincharse el costado del dedo en vez de la yema carnosa en la punta del dedo (porque duele más). Frecuentemente es útil apoyar el dedo sobre la mesa. Esto ayuda a evitar el reflejo natural de retirar el dedo cuando se lo pincha. Si la gota no sale fácilmente, deje caer el brazo al costado del cuerpo para aumentar la circulación de sangre en el dedo.
  4. Coloque la gota de sangre sobre la tira. (Si la tira de ensayo ha estado en el enfriador o el refrigerador, deje que vuelva a temperatura ambiente antes de usar.) Compruebe que toda el área que corresponde esté completamente cubierta con sangre en la tira. Uno de los errores más comunes es colocar menos sangre que lo necesario sobre la tira.
  5. Use su medidor de glucosa en la sangre para medir el nivel de azúcar de la tira. Si está usando tiras que cambian de color, compare el color con el cuadro de colores que aparece en el envase en el momento adecuado. Tendrá que usar un reloj con segundero y tener cuidado de medir el nivel después de la cantidad exacta de tiempo indicada en las instrucciones del envase.

¿Tengo que pinchar un dedo?

Con muchos niños se pueden pinchar otras zonas del cuerpo, y no los dedos, porque no duelen tanto. El lugar alternativo más común es el antebrazo. Otros lugares que puede usar son la parte carnosa de la mano, la parte superior del brazo, el muslo y la parte trasera de la pantorrilla. Para obtener la cantidad suficiente de sangre de estos sitios, tiene que ajustar la lanceta a máxima profundidad. Compruebe que su medidor esté diseñado para funcionar en estos lugares del cuerpo.

El problema principal de no usar las puntas de los dedos es que la circulación de sangre en el brazo es más lenta que en los dedos. La circulación más lenta de sangre quiere decir que el valor de azúcar en la sangre del brazo está demorada 10 minutos respecto de la punta de los dedos. Puede ser útil frotar el sitio antes de pincharlo. Al frotar aumentará la circulación de sangre en el área. Si su hijo tiene síntomas de bajo nivel de azúcar en la sangre, use la punta de los dedos.

¿Cuándo tengo que medir el nivel de azúcar en la sangre de mi hijo?

Debería medirle el nivel de azúcar en la sangre a su hijo por lo menos 3 ó 4 veces por día, con días ocasionales de descanso.

El horario más común para realizar una medición de azúcar en la sangre es:

  • Antes del desayuno: Esta medida refleja los valores de azúcar en la sangre durante la noche, y es probablemente el momento más importante para medir. La dosis de insulina de acción rápida se puede ajustar, en parte, de acuerdo al valor de esta medición. La dosis de insulina Lantus o Levemir también se basa en esta medición.
  • Antes del almuerzo: Esta medición lo ayudará a decidir si la dosis de Humalog/NovoLog/Apidra y/o insulina regular que recibió a la mañana fue correcta.
  • Antes de la cena: Esta medición se usa para saber qué tan bien funcionó la insulina NPH de la mañana o la insulina de acción rápida del almuerzo. También puede reflejar el efecto de las actividades deportivas que realizó por la tarde o de los bocadillos que pueda haber comido. No debe hacer una medición a menos que hayan pasado por lo menos 2 horas desde que comió. Si llegó la hora de la cena y su hijo comió un bocadillo 1 hora antes, lo mejor es esperar y hacer la medición antes del bocadillo a la hora de ir a dormir. Si esto ocurre con frecuencia, haga la medición de azúcar en la sangre antes del bocadillo de la tarde.
  • Antes del bocadillo a la hora de dormir: Esta medición le dirá si la dosis de insulina de acción rápida que dio durante la cena fue correcta. Esta prueba es importante para personas que suelen tener reacciones durante la noche, niños que juegan afuera después de la cena y todos aquellos que no comieron bien durante la cena. Si los valores antes de irse a la cama son bajos, se debe dar un bocadillo adicional además de la proteína y carbohidrato sólido normal, para que el azúcar en la sangre de su hijo no sea muy baja durante la noche. Vuelva a medir el valor 15 minutos o más después de haber dado el bocadillo para asegurarse que el nivel haya vuelto a subir.

Cuánto más frecuentemente mida su nivel de azúcar en la sangre, más información tendrán usted y su profesional médico para tomar las decisiones correctas sobre el manejo de la diabetes de su hijo.

Medición después de las comidas: Es cada vez más común hacer una prueba de azúcar en la sangre 2 horas después de haber comido. Una o dos veces por semana, debería medir los niveles de azúcar en la sangre 2 horas después de cada comida. Las metas de azúcar en la sangre son las mismas 2 horas después de una comida que antes de la comida. Las mediciones después de la comida son útiles para personas que cuentan los hidratos de carbono y se inyectan insulina justo antes de comer de acuerdo a la cantidad de hidratos de carbono que piensan comer.

Medición de noche: Ocasionalmente puede tener que medir el azúcar en la sangre en el medio de la noche para verificar que no sea demasiado baja. La medición de azúcar en la sangre de noche es importante para personas que suelen tener azúcar baja durante la noche. Más de la mitad de los niveles muy bajos de azúcar ocurren durante la noche. Es importante hacer las mediciones por la noche cuando se realizaron actividades físicas adicionales (por ejemplo, un juego de baloncesto por la tarde o jugar mucho afuera en una linda tarde de verano). El mejor momento de hacer la medición dependerá de cada persona. Para algunos, el mejor momento es entre la medianoche y las 2 de la mañana. Para otros es mejor hacer la medición a horas tempranas de la mañana.

Mediciones en la escuela: Algunos profesionales médicos solicitan que se haga una medición antes del almuerzo. Algunos niños y escuelas no tienen problemas, y las mediciones se pueden hacer sin interferir con la rutina escolar normal del niño. Si ocurre una reacción de baja azúcar en la sangre en la escuela o en cualquier otro lugar, es útil que su hijo se mida el nivel de azúcar en el momento que tuvo la reacción.

¿Cuál debería ser el nivel de azúcar en la sangre?

El cuadro siguiente muestra cuál debe ser su nivel de azúcar en la sangre. Los niveles de azúcar en la sangre a la hora de ir a la cama deberían ser mayores que durante el día para que su hijo pueda pasar la noche sin tener una reacción por bajo nivel de azúcar.


            Mañana O
            2 horas antes o         Antes de ir a la cama
Edad(años)  después de una comida   bocadillo
------------------------------------------------------
Menor que 5  80 a 200 mg/dl        Mayor que 150 mg/dl (13.3 mmol/L)
             (4.5 a 11.1 mmol/L)  *si menor que 80 mg/dl (4.5 mmol/L)
                                    haga una medición de noche

5 a 11       70 a 180 mg/dl        Mayor que 120 mg/dl (6.4 mmol/L)
            (3.9 a 10.0 mmol/L)   *si menor que 70 mg/dl (3.9 mmol/L)
                                    haga una medición de noche

12 +         70 a 150 mg/dl        Mayor que 100 mg/dl
            (3.9 a 13.3 mmol/L)   *si menor que 60 mg/dl (3.3 mmol/L)
                                    haga una medición de noche
-------------------------------------------------------

¿Debería mantener registros escritos?

Es esencial mantener registros exactos para detectar patrones de azúcar en la sangre. Sería prudente mantener registros escritos aunque su medidor pueda almacenar los resultados (en caso de que el medidor se rompa). Anote la hora de la medición, la fecha, cómo se siente su hijo y el valor del azúcar en la sangre. También le conviene anotar si realizó ejercicios intensos, estuvo enfermo o tuvo más estrés. Puede ser útil anotar también qué bocados comió a la hora de acostarse o cualquier ejercicio que hizo por la tarde, para ver si están relacionados con el nivel de azúcar en la sangre por la mañana. Mantenga también un registro de cuándo tuvo su hijo reacciones de baja azúcar en la sangre y sus posibles causas. Lleve estos resultados a sus citas.

Si mantiene buenos registros y lleva los resultados a su visita a la clínica, su familia y el equipo de diabetes podrán trabajar juntos en forma efectiva para poder controlar bien la diabetes.

¿Qué es la supervisión continua de glucosa (CGM)?

La supervisión continua de glucosa (CGM, por sus siglas en inglés) es un dispositivo que puede registrar las lecturas de glucosa cada 1 a 10 minutos, de día y de noche, por hasta 7 días. El sensor del CGM se coloca debajo de la piel. Se pueden configurar alarmas para lecturas muy bajas o muy altas de glucosa. Con el tiempo, los dispositivos CGM pueden reemplazar las mediciones frecuentes de glucosa que requieren un pinchazo en la piel.


Resumido del libro "Understanding Diabetes" (Cómo comprender la diabetes), 10a Edición, por el Dr. H. Peter Chase (que puede conseguir llamando al 1-800-695-2873).
Published by RelayHealth.
Last modified: 2010-09-08
Last reviewed: 2010-05-11

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital