My Child Has... Article

My Child Has...

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Motion Sickness


¿Qué es el mareo por movimiento?

El mareo por movimiento, o cinetosis, es cuando su hijo se marea o tiene náuseas al viajar en automóvil, barco, tren, avión o en los juegos del parque de diversiones. Otros síntomas son un andar tambaleante y vómitos. Los mareos por movimiento son comunes y ocurren en el 25% de los niños pequeños.

¿Qué causa el mareo por movimiento?

El mareo por movimiento se debe a un aumento en la sensibilidad al movimiento del centro del equilibrio que se encuentra en el oído interno. Es un trastorno heredado, y si uno de los padres lo tiene, la probabilidad de que sus hijos lo tengan es del 50%. No está relacionado con problemas emocionales y su hijo no lo puede controlar poniendo voluntad.

¿Cuánto tiempo dura?

Todos los síntomas del mareo por movimiento en general desaparecen en un lapso de 4 horas después de que el desencadenante o el movimiento hayan dejado de ocurrir. Haga que su niño se acueste y descanse. Si su hijo se duerme, mejor todavía. Pero mantenga a mano una fuente en caso de vómitos. En general los niños no vomitan más de una vez cuando tienen mareos por movimiento. En cuanto al futuro, la gente en general sigue teniendo mareos por movimiento cuando crece, si bien pueden ser menos severos en los adultos.

¿Cómo se trata?

Haga que su hijo se acueste y tenga a mano un recipiente para el vómito. Déle solamente sorbos de líquidos claros hasta que se le calme el estómago. Si su hijo se duerme, tanto mejor. Por lo general, los niños no vomitan más de una vez, y todos los síntomas deberían desaparacer en aproximadamente 4 horas.

¿Cómo se pueden prevenir los mareos por movimiento?

  • Viajes en carros: Si su hijo es mayor de 12 años de edad, siéntelo en el asiento delantero y a nivel de la ventana. Antes de los 12 años de edad, siente a su hijo en el asiento trasero del medio. Haga que su hijo mire por la ventana delantera, no la del costado. Es mejor que no lea libros ni vea DVDs mientras viaja en el carro. Mantenga una ventana apenas abierta para que entre aire fresco. Evite los humos de escape de otros vehículos.
  • Parques de diversiones: Haga que su hijo evite los juegos que dan vueltas (como las tazas de té). Algunos niños no pueden siquiera mirar juegos que giran sin tener mareos de movimiento. Su hijo probablemente no tenga problemas con la rueda de la fortuna.
  • Viajes en bote: Evítelos en la medida de lo posible. Si no puede, quédese en la cubierta y mire el horizonte. En general los viajes en bote en pequeños lagos se toleran bien.
  • Viajes en avión: Puede reducir los mareos seleccionando un asiento cerca del ala o el centro de la nave, ya que las turbulencias se sienten menos allí.
  • Comidas: Déle comidas livianas a su hijo antes de los viajes. Algunos niños sólo pueden tolerar galletas y agua.
  • Bolsas de plástico: Lleve siempre consigo una bolsa de plástico con cierre para vómitos en caso de emergencia.
  • Medicamentos contra las náuseas: En el futuro, déle dramamina (Dramamine) o bonina (Bonine) para prevenir el mareo por movimiento. Se pueden comprar sin receta. La dramamina (Dramamine) viene en tabletas de 50 mg y comprimidos masticables. La dosis es 1 tableta para niños de 6 a 12 años de edad y 2 tabletas para niños mayores de 12 años. Déle el medicamento por lo menos 1 hora antes de viajar o ir a un parque de diversiones. El medicamento lo protegerá durante 6 horas.
  • Pulseras: Las bandas de acupresión (por ejemplo, SeaBands) son efectivas en algunos adultos. No hay razón por la que no deberían funcionar en algunos niños. Póngaselo antes de viajar en carro u otras causas de mareos por movimiento. El botón de presión se coloca en el centro de la muñeca y a 1/2 pulgada (1 cm) del pliegue de la muñeca.

Escrito por B.D. Schmitt, MD, autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Published by RelayHealth.
Last modified: 2010-02-02
Last reviewed: 2010-06-02

This content is reviewed periodically and is subject to change as new health information becomes available. The information is intended to inform and educate and is not a replacement for medical evaluation, advice, diagnosis or treatment by a health care professional.

Copyright © 1996-2014 The Children's Mercy Hospital